jueves, 20 de abril de 2017

Una Zorra bomba en el Museo

 La Zorra o Zorrita como se la conoce popularmente es un vehículo característico del mundo ferroviario de una importancia tal que después de la Locomotora es la que le sigue en popularidad, a tal punto que por sí sola puede describir las aventuras y desventuras del ferrocarril en sus comienzos.
La Zorra que hoy conservamos y exponemos en el Museo es tan antigua como la misma estación de trenes de nuestra ciudad, se la denomina “Zorra bomba” por su tracción a sangre y por su sistema de propulsión en la que dos obreros ferroviarios, gritos acompasados de por medio, subían y bajaban la palanca central. Así recorrían las vías no solo llevando más obreros, sino que también acarreaban en otro vehículo acoplado las herramientas, durmientes y rieles (en el caso de tener que hacer algún reemplazo). Pero además sobran las anécdotas de viajeros/as que perdieron el tren o que no tenían para pagar el boleto y le “hacían dedo” a la zorrita cuando pasaba para acercarse a los pueblos vecinos. En este sentido abundan las historias de mujeres que vivían en Gualeguaychú y trabajaban de maestras en pueblos como Palavecino, Almada, etc. y que más de una vez utilizaron la gentileza de los operarios de Vía y Obras para viajar, así como también personas que traen recuerdos de su niñez cuando un día se subieron a la zorrita a dar un paseo.  


En síntesis esta zorrita que rescataron en el año 1984 con la intención de fundar un Museo ferroviario para nuestra ciudad, es el reflejo de tiempos de esfuerzos constantes de hombres que trabajaban en el mantenimiento de las vías allá por fines del siglo XIX y principios del XX. En una descripción rápida esta herramienta es una Zorra tipo Bomba N° 49 fabricada en hierro y madera, impulsada por el movimiento de brazos que utilizaban las cuadrillas de Vías y Obras para trasladarse.

En el Museo ferroviario guardamos de esta pieza fotografías y otros documentos que muestran su historia. Después de haberse construido el ramal en el cual se emplazó la Locomotora Nº81, se armaron a los costados pedestales hechos en piedra de forma circular en los cuales se armaron pequeños ramales de trocha media y en uno de ellos se instaló a esta zorra para rendirle honores por sus trabajos y hoy, en su descanso, es un punto ineludible para los visitantes.





Dardo Campoamor, 20 de Abril de 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario